NUTRICIÓN, SALUD

La leche orgánica no es exactamente mejor leche

Para muchos que no conocen el término “orgánico”, es normal que crean que los productos con dicha etiqueta sean mejores que aquellos que no lo son, algo que es totalmente falso. Cuando hablamos de algo “orgánico” no nos estamos refiriendo a un producto de más calidad, sino a un producto elaborado sin productos sintéticos tales como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales.

Muchas empresas utilizan la palabra como pretexto para elevar los precios de productos elaborados a través de este proceso con el la excusa de ser mejores y con un proceso de producción “más elaborado y por ende más costoso”, ¿pero realmente es cierto todo lo que dicen?

La verdad es que muchos de estos productos no son tan diferentes de sus opciones no orgánicas en cuanto a valor nutricional.

Este mismo caso se puede ver también reflejado en la leche “orgánica”, pero ¿Cómo etiquetar a la leche, un producto proveniente de un animal, como orgánico?

Muchas empresas ganaderas suelen alimentar a su ganado con suplementos y otro tipo de alimentos con el fin de que produzcan más. Pero para muchas personas esto puede llegar a tener un efecto negativo en la salud debido a que no es “natural” y puede afectar al producto final, que en este caso es la leche. Por lo que en vez de llenar a las vacas con alimentos procesados, estas son alimentadas con producto natural (es decir, pasto).

En cierto modo, el pensar que la leche que estás consumiendo no ha sido fuente de una vaca la cual ha sido inyectada con antibióticos, hormonas de crecimiento y productos no orgánicos, parece ser la opción más saludable. Pero la realidad es completamente distinta al que pensamos.

La verdad es que el producto final, que es la leche, termina conteniendo casi el mismo valor nutricional comparado a una leche orgánica. Entre las diferencias se pueden encontrar un mayor contenido de omega-3 así como vitamina E y beta caroteno, pero no lo suficiente como para justificar su precio.

Entonces ¿no vale la pena comprar productos orgánicos? Eso depende de qué tan importante es para ti la forma en que producen tus alimentos. Los productos orgánicos nacieron con la necesidad de ser una fuente de productos naturales en toda la regla, por lo que no estamos consumiendo un producto de una fuente alterada por químicos. Esta decisión debe ser meditada y bien pensada, pues, aunque comprar productos orgánicos es una excelente idea, el precio al que intentan vender estos productos los vuelve menos atractivos para el consumidor.

(Grist)

 

Previous ArticleNext Article
Chrystian Yepiz
Amante del deporte y el ejercicio, con un gran espíritu geek y emprendedor.